miércoles, 30 de septiembre de 2009

Revolución en la ciencia: ¿Venimos del Mono, o del Oso...?

Este cartel, y otros de similar pelaje, pueblan las calles de Zaragoza con motivo de las próximas fiestas patronales y la consiguiente llegada de atracciones varias.
























El circo de los osos

¡Revolución en la ciencia!

el oso humano

¿Venimos del Mono, o del Oso...?


Tan extraordinario reclamo no merece mayor análisis. Creo. Espero. Deseo...

No es de extrañar la pegatina alternativa que les han colocado debajo y que suscribo completamente:

Sólo los malos circos necesitan animales.
Boicot.

No al circo con animales.

Ciencia y cultura en España: siempre perdiendo

Una primera lectura del proyecto de presupuestos para 2010 que el gobierno español ha presentado al parlamento ofrece dos datos, no por habituales, menos lamentables:

- Los recursos destinados a cultura descienden un 11%.

- y los destinados a ciencia, un 15%; I+D+I desciende un 3%.

Ni una ni otra parcelas han entrado jamás, de verdad, en los planes de desarrollo de los gobiernos de este país.
Nunca recibieron, ni reciben, la consideración de pilares fundamentales para elevar el "nivel" de la educación y el desarrollo de la sociedad.

Y en tiempo de crisis, obviamente, las cosas no iban a mejorar. Todo lo contrario. Como era previsible, han empeorado.

• En cultura parace haber una excepción: "Entendiendo que la cultura constituye un importante motor económico, los recursos destinados al programa de fomento de las industrias culturales aumenta un 9,1 por ciento respecto a 2009, de acuerdo con el citado proyecto."
Quisiera que me explicaran un poco mejor lo de "industrias culturales", porque los sectores implicados tampoco están muy satisfechos.

"El Fomento del Deporte se incluye también en el presupuesto para políticas culturales". ¿Por qué no le cargan esta partida a Presidencia del Gobierno, que es de quien depende, ahora que hay muchas fotos que hacerse, la política y promoción deportivas?

• Y en Ciencia dicen que "no resultará afectada la financiación de la investigación, los contratos y las becas, y que la reducción se concentrará en gastos corrientes del ministerio, en los organismos públicos de investigación (OPI) y en infraestructuras".

¿No afectará a la investigación pero sí a los organismos públicos destinados a ella y a las infraestructuras relacionadas con la investigación...? ¿De qué dimensiones son los gastos corrientes del ministerio, como para su reducción sea significativa en el total del presupuesto de su área?

La historia se repite una vez más. Ciencia y cultura, en este país, siempre perdiendo.

---------------
Bibliografía:
El presupuesto de cultura desciende un 11,1%;
El gasto en I+D+I disminuye un 3%;
El mayor tijeretazo: un 15%;
Los científicos recibirán menos dinero...;

martes, 29 de septiembre de 2009

¿Qué hay de lo mío?

Esta era (y es) la frase adecuada para hacer referencia a algún tipo de "deuda" pendiente entre los interlocutores. Pero en general, la frase expresa una forma "discreta" de exigir una contrapartida por algún "servicio" prestado. El matiz "delictivo" de la expresión no sólo es evidente sino que ya forma parte de la picaresca habitual.

Y en aplicación directa del párrafo anterior, las redes sociales se han poblado de "mendicantes" que van preguntando "¿Qué hay de lo mío?" a la pléyade de seguidores que creen que serán capaces de materializar esa petición en forma de beneficio. Y para colmo, sin dar nada a cambio.
Es la forma 2.0 de hacer "tráfico de influencias".

Y no es que haya que hacer las cosas esperando recompensa. Pero el beneficio ha de ser mutuo. Y no lo es, pero los mendicantes te hacen creer que así es. Y te lo crees. Es lo que se llamaba en tiempos de la peseta "dar duros a cuatro pesetas".
Tú haces el trabajo y yo me llevo los beneficios. Porque si hiciera yo mismo el trabajo, sería desenmascarado. Así que disfrazo mis auténticas intenciones egoístas de forma que parezca que, en el fondo, os hago un favor.

Es cierto que internet ha modificado un poco los lenguajes y los canales y formas de difusión. Pero no tanto como nos quieren hacer creer. Han cambiando las palabras para definirlos, pero no el significado último: el pelma sigue siendo pelma aunque le llemen "atentionwhore"; el pedante, pedante, aunque le digan "gafapasta"; el tontolaba, tontolaba, aunque le digan "troll"; el discreto, discreto, aunque le digan "pagafantas". Y el insidioso, insidioso sigue, aunque ahora se le llame "spammer".

Desgraciadamente, y como en la vida real, siempre hay quien sigue el camino que otros marcan sin saber dónde lleva ese camino; y hay quien se aprovecha de esa corriente para beneficio propio y no para beneficio ajeno.
La vida no es una ONG, claro.

Los "voceros" no piden nada a cambio. O al menos, nada tangible. Los "mendicantes" malgastan su "talento" y lo transforman en moneda de cambio.

Lástima. Y "cien años de soledad" para los spammers 2.0.
Aunque sé que "la soledad era ésto"

-----
P.D. Los entrecomillados pretender cuestionar el sentido estrico de cada témino y conferirle un matiz alternativo. Confío en que se entienda.

"Mi marido en su monte hace leña"

En mi familia hay una anécdota que viene bien para intentar comprender la magnitud del problema de la violencia de género

El abuelo de un familiar cercano vivía en un pueblo de la provincia de Zaragoza.
Era persona conocida y apreciada, por lo que, cuando un caso de maltrato por parte de un hombre hacia su mujer comenzó a traspasar los muros de la intimidad familiar, y pasó a ser preocupación en todo el pueblo, le llamaron para que intentara hablar con aquel hombre y hacerle comprender que la violencia no era el modo de hacer las cosas.

Hablamos de principios del siglo XX, en el medio rural, así que imaginad cómo debería ser la situación para que los vecinos se decidieran a actuar. Mucho ha cambiado la sociedad desde entonces, pero la anécdota sirve para ilustrar lo complejo que resulta el análisis del problema.

Allá se fue el buen hombre a hablar con el maltratador.

No llegó a atravesar la puerta de la casa. Desde el umbral intentó explicar al hombre la inquietud que invadía al resto del pueblo lo que era un secreto a voces.

Desde dentro de la cocina, fue la propia mujer la que despidió al pacificador con un significativo "mi marido en su monte hace leña".

En próximos días os contaré cómo terminó la historia de la chica de 14 años que había sufrido maltratos por parte de su ex-novio. Tuve una breve charla con ella.

Pero la conclusión es que, a pesar del tiempo trancurrido entre un suceso y otro, el problema sigue sin arreglo. Y no porque la mujer no haya evolucionado. Sino porque el hombre se resiste a evolucionar.

lunes, 28 de septiembre de 2009

Kinshasa, una sinfonía heróica


















Se llama Josephine Msimba. Tiene un puesto de venta de huevos en el marcado de Kinshasa. También prepara tortillas. Cuando cierra el negocio, se tansforma en su alter ego: la violonchelista de la única orquesta sinfónica del Congo y de toda África central.


Si se rompe una cuerda de su violonchelo, Josephine la sustituye por el hilo de nailon de una caña de pescar: un cable hace un Mi; dos un La; tres un Re; cuatro, un Sol.

Y como ella, todos los miembros de una Orquesta Sinfónica en plana África negra.
Todos sus miembros son aficionados y su única motivación es su amor a la música.

Más protagonistas:


















- Papy Kitouzeyi. Tuba. Padre de cuatro hijos, posa con su instrumento entre los estantes de medicamentos en la farmacia que compró con su hermano.




















- Chantal labi-Dilombwa. Violín. Vende desayunos.



















- René Luyinbula. Percusionista. Su trabajo es el de crear decoraciones festivas para bodas.



















- Nathalie Bahati. Flauta travesera. Madre de un niño de 3 años que le acompaña en todos sus desplazamientos.


Seguimos:

- Bijou Kimonekene. Trombón. Vende pan y bebidas cerca de la iglesia de Monkoto

- Constant Nzaou Ndefi. Saxofón. Regenta un Cyber Café.

- Héritié: uno de los primeros violines; ha tenido la oportunidad de tocar en una formación en la región de París.

- Ladd Nlandu. Oboe. Instalador de antenas. Aprendió a tocar el oboe solo.

- Omer Diampanga Kalubebiko. Trompeta. Pintor.

- Nicole N'Kiendo. Violín. Costurera.

- Marc Tonimike "Lavandier", como le llaman por ahí. Violonchelo. Abrió un pequeño lavadero.

- Pauline Diasonama. Vocalista. Vende flores artificiales de vivos colores.

- Yasmine Mayavengi. Clarinete. Estudiante.

- Johnny Balongi. Fagot. Trabaja en un laboratorio clínico.

- Mireille Kinkina. Vocalista. Acaba de terminar sus estudios y empieza a dar sus primeros pasos en la dirección de orquesta.

- Nosimau Brando Siamin. Violín. Ingeniero de sonido. Uno de los pocos que ahora se dedica exclusivamente a la música.

Todos son amateurs. Cargan sus instrumentos hasta el barrio más pobre de la ciudad y ensayan, aprendiendo gracias a las calses de solfeo de Papá Armand o mirando en internet cómo tocan sus instrumentos los músicos que sí poseen formación.

















No tienen dinero, ni sponsors, ni caché. Pero puedes colaborar con ellos a través de la campaña que ha iniciado Le Figaro Magazine. Si tienes un instrumento dormido en casa, puedes hacérselo llegar para la orquesta o para facilitar su aprendizaje.

Aquí tenéis un correo electrónico si queréis colaborar.

.


.


Bibliografía

• Le Figaro le dedicó un reportaje en en el pasado mes de julio, de donde salen las fotos que hemos usado para ilustra el apunte.
Françoise Delétraz también le dedica una entrada en su columna de música y ópera en el Figaro Blog.
Mujer hoy, del 26 de septiembre al 2 de octubre le dedica la última página: "La novia de Mozart" (Sin enlace en el momento de escribir esta entrada)

viernes, 25 de septiembre de 2009

La eñe también es gente

"La ortografía también es gente", escribió Fernando Pessoa. 

Y, como la gente, sufre variadas discriminaciones. Hay signos y signos, unos blancos, altos y de ojos azules, como la W o la K. 

Otros, pobres morochos de Hispanoamérica, como la letrita segunda, la eñe, jamás considerada por los monóculos británicos, que está en peligro de pasar al bando de los desocupados después de rendir tantos servicios y no ser precisamente una letra ñoqui. 

A barrerla, a borrarla, a sustituirla, dicen los perezosos manipuladores de las maquinitas, sólo porque la ñ da un poco de trabajo. Pereza ideológica, hubiéramos dicho en la década del setenta. 

Una letra española es un defecto más de los hispanos, esa raza impura formateada y escaneada también por pereza y comodidad. Nada de hondureños, salvadoreños, caribeños, panameños. ¡Impronunciables nativos!
Veamos de qué va esto de eñe, según el DRAE:

1. Decimoséptima letra del abecedario español, que no existe en el orden latino internacional. Su nombre es femenino: la eñe (pl. eñes). Representa el sonido consonántico nasal palatal /ñ/.

2. Esta letra nació de la necesidad de representar un nuevo sonido, inexistente en latín. Determinados grupos consonánticos latinos como gn, nn o ni evolucionaron en las lenguas romances hacia un sonido nasal palatal. En cada una de estas lenguas se fue fijando una grafía distinta para representar este sonido: gn en italiano y francés, ny en catalán, nh en portugués. El castellano medieval escogió el dígrafo nn, que se solía representar abreviadamente mediante una sola n con una rayita más o menos ondulada encima; así surgió la ñ, adoptada también por el gallego. Esa rayita ondulada se llama «tilde», nombre dado también al acento gráfico.

Y ahora una explicación un poco más técnica de la mano de etimologías:

• En la ortografía antigua del castellano, la llamada ortografía alfonsí, se convino que los fonemas palatalizados, palatal nasal (IPA ɲ) y la palatal lateral (IPA ʎ), se marcaran escribiendo doble la letra que se palatalizaba (ll y nn). Así se escribía llaga, calle, para pronunciar /ʎáɣa/, /káʎe/ y anno, pinna, para pronunciar /áɲo/, /píɲa/.


Era un sistema bastante cómodo puesto que en castellano no había, como tampoco en el moderno español, cantidad consonántica que es lo que se marca con la letra doble en la ortografía de otros idiomas. Por eso el catalán, que sí tiene cantidad en la ele, tiene que recurrir al punto alto para distinguir, por ejemplo col·legi /koɫɫεʒi/ "colegio", de collir /koʎíɾ/ "coger".

Por otra parte, en paleografía latina medieval y renacentista era muy frecuente el uso de abreviaturas y enlaces que aliviaban el trabajo de los copistas manuales de los libros. Bastantes de estos enlaces, ligaduras, dígrafos y abreviaturas fueron recogidos por la tipografía al inventarse la imprenta y se usan unos en un idioma otros en otro. Por ejemplo
  • &, ligadura que enlaza et,
  • @, abreviatura de palabras comenzadas por a-,
  • w, abreviatura del dígrafo que agrupa u+u,
  • ç, abreviatura del dígrafo que agrupa c+s,
  • æ/ä, abreviatura del dígrafo que agrupa a+e
  • œ/ö, abreviatura del dígrafo que agrupa o+e
  • ß, abreviatura del dígrafo que agrupa s+s
Una de estas abreviaturas consistía en sobreescribir una pequeña ene sobre alguna letra, sin que quedase muy claro si lo sobreescrito iba delante o detrás, por ejemplo pena se podía encontrar escrita pẽa o peã, pero penna se podría también encontrar escrita pẽna, penã o peña

Con el tiempo la forma que prevaleció fue peña y se normalizó la escritura de ñ en lugar de nn, evitándose la tilde sobre las vocales. No ocurrió así en portugués, donde el fonema palatal nasal (IPA ɲ) se escribe con el dígrafo nh, p.ej. lenha, sonho, y se mantiene sin problemas la marca de nasalización vocálica con la tilde, p. ej. pão

Que la ñ es originalmente el dígrafo nn y la tilde no es más que una de las dos enes sobreescrita (no sabría decir si la primera o la segunda) lo prueba este texto del siglo XVI donde, por ejemplo, la palabra punta está escrita pũta.


• Sobre la exacta y correcta explicación paleográfica sobre la ñ, que muestra la vírgula de las abreviaturas paleográficas manuscritas del medioevo y sus oscilaciones, que incluso pasan después a las primeras ediciones de imprenta, anadiré el diverso origen del sonido que representa, generado en la evolución del latín vulgar a las diversas lenguas romances. 

El sonido de la nasal palatalizada no existía en latín clásico, aunque ciertos indicios fonemáticos en la epigrafía y grafitología de la Campania pueden hacer pensar que en la pronunciación popular se iniciaban algunas tendencias que a la larga llevarían a ese resultado. El fonema nasal-palatal procede de las siguientes variantes:

1) El grupo latino -gn-, en que la influencia de la gutural previa provocó una asimilación que finalmente palatalizó el grupo abriendo la vocal anterior: lignu (m) > leño, signa > seña.


2) El grupo latino -nn- y -mn- (éste desembocó en -nn- por asimilación). El énfasis articulatorio sostenido de la nasal duplicada la palatalizó. Ej. canna (m) > caña, annu (m) > año, somnu (m) > sueño, damnu (m) > daño.


3) Los grupos ni- +vocal, o ne-+vocal (este último pasó primero a ni- por disimilación vocálica). La influencia de la i, convertida en semiconsonántica ante la otra vocal (en realidad una yod), palatalizó la n. Este es el proceso cuyo inicio atestiguan versiones epigráficas campanas. Ej. Hispania (m) > Ispania / Spania >vinea (m) > vinia > viña.
España (con adquisición de e protética).
Estas palatalizaciones de nasal son fenómeno bastante general, compartido por muchas lenguas romances. Cada una de ellas hubo de enfrentarse al problema de cómo representar en nuevo sonido generado, y cada una de ellas optó por una solución gráfica, en general optando por uno de los grupos latinos que habían generado el fonema, y dando a ese grupo el valor convencional del nuevo sonido. Así el francés optó por generalizar la grafía -gn- (con valor nasal-palatal), tendencia también del italiano, el catalán optó por -ny- (alternancia primitiva de i e y, ambas con valor vocálico en latín, en este caso para marcar la yod), el portugués por el grupo -nh-. El castellano, efectivamente, desde la ortografía alfonsí, optó por generalizar la representación -nn-, que evoluciona después gráficamente.

Dicho lo cual, me sumo a María Elena Walsh:
Sigamos siendo dueños de algo que nos pertenece, esa letra con caperuza, algo muy pequeño, pero menos ñoño de lo que parece.
¿Quieren decirme qué haremos con nuestros sueños?

¿Entre la fauna en peligro de extinción figuran los ñandúes y los ñacurutuces? 

¿En los pagos de Añatuya cómo cantarán Añoranzas? 

¿A qué pobre barrigón fajaremos al ñudo? 

¿Qué será del Año Nuevo, el tiempo de ñaupa, aquel tapado de armiño y la ñata contra el vidrio? 

¿Y cómo graficaremos la más dulce consonante de la lengua guaraní?
La supervivencia de esta letra nos atañe, sin distinción de sexos, credos ni programas de software. Luchemos para no añadir más leña a la hoguera dónde se debate nuestro discriminado signo.

Letra es sinónimo de carácter. ¡Avisémoslo al mundo entero por Internet!  


La eñe también es gente.

--------------
Bibliografía

jueves, 24 de septiembre de 2009

FotCiencia09. Certamen nacional de fotografía científica









FOTCIENCIA es un certamen de fotografía científica convocado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) cuyo objetivo es acercar la ciencia y la tecnología a los ciudadanos mediante una visión artística y estética sugerida a través de imágenes científicas y un comentario escrito del hecho científico que ilustran.

Las imágenes de FOTCIENCIA son un recurso público para la divulgación de la ciencia.

Se pueden consultar las imágenes de las ediciones anteriores, y las bases para participar están disponibles aquí.

El tema del certamen es la ciencia y la tecnología. Las imágenes deberán estar relacionadas con la investigación científica y sus aplicaciones tecnológicas e industriales, reflejando el objeto de estudio de la actividad científica, las personas que la realizan, su instrumentación e instalaciones o las tecnologías que resultan del avance científico.

Plazo de presentación de las fotografías:
11 de septiembre de 2009 – 29 de octubre de 2009

La participación está abierta a cualquier persona mayor de edad que presente imágenes propias que no hayan sido premiadas en otros concursos y que se incluyan en la temática del certamen.

Fallece el hispanista británico Alan Deyermond

El pasado sábado, día 19, falleció en Londres el hispanista Alan D. Deyermond, referente imprescindible para los estudios de literatura medieval hispánica.

Nacido en El Cairo, en 1932, Deyermond era profesor del Departamento de Estudios Hispánicos de la Universidad de Londres, donde impartía clases de Literatura Española de la Edad Media y dirigía el Medieval Research Seminar en el Westfield College. Asimismo, pertenecía a la British Academy y era miembro del Consejo Científico del Centro de Investigación de la Lengua Española (Cilengua) y correspondiente de la Real Academia Española. Publicó numerosos artículos y libros (entre otros, el volumen dedicado a la Literatura medieval en el clásico de Editorial Ariel Historia y crítica de la Literatura Española) y pronunció conferencias en varias universidades del mundo.

Valga la presente como modesto homenaje a quien fue referencia imprescindible y homero particular en las procelosas aguas de la literatura y la cultura medievales. Y la singladura fue una delicia. Buen viaje Mr Deyermond.




















• Nota de la Cervantes Vitual.
• Alan Deyermond en wikipedia (paupérrima entrada, por cierto).
• Obituario en El País.

miércoles, 23 de septiembre de 2009

La Cervantes presenta su portal sobre literatura electrónica hispánica



La Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes presenta su portal
Literatura Electrónica Hispánica, una nueva sección dedicada a la difusión de obras cuya existencia está ligada al ciberespacio: hipernovelas, novelas multimedia, webnovelas, blognovelas, novelas colectivas, wikinovelas...

La Cervantes, pionera en la digitalización del patrimonio literario hispánico y su libre acceso desde internet, ha dedicado sus diez años de vida a la preservación y difusión de obras que perduraban en el soporte tradicional del libro impreso. Con este nuevo espacio amplía su ámbito de actuación a la literatura electrónica, caracterizada por ser mucho más efímera, al no quedar grabada en una materia física que puede durar siglos, así como por el empleo del hipertexto, los recursos multimedia y la interactividad, tres rasgos esenciales de internet.

Auténticos libros electrónicos
Se trata de los "auténticos libros electrónicos", en palabras de Juan José Díez (Sevilla, 1948), doctor en Filosofía, profesor de la UNED y director del portal, quien los distingue de los "libros tradicionales que se vierten en los dispositivos lectores denominados ebooks". Díez es asimismo autor de la webnovela Don Juan en la frontera del espíritu, incluida en el catálogo del portal junto a, entre otros títulos, Más respeto que soy tu madre, blognovela del argentino Hernán Casciari; Una contemporánea historia de Caldesa, multihistoria digital del español Félix Remírez; Tierra de extracción y La huella de Cosmos, relatos hipermedia del peruano Doménico Chiappe, o la novela colectiva Milagros sueltos.

El portal ofrece asimismo una sección con reflexiones teóricas sobre conceptos como discurso hipertextual, literatura digital y literatura multimedia, narrativa digital o escritura colectiva.

Fuente: Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes.

La mejor parábola de Cristo

Hallábase Jesucristo predicando ante sus discípulos.

Allí se fueron acercando multitud de seguidores a escuchar sus enseñanzas.

Jesús, en el lenguaje críptico que le caracterizaba, dijo:

- y = ax² + bx + c

Ante la perplejidad del auditorio, uno de los discípulos le preguntó:

- Maestro: ¿qué es éso?

- Una parábola, hijo; una parábola.

martes, 22 de septiembre de 2009

Inercia y endogamia

Con frecuencia las actividades humanas se ven invadidas por estas dos "lacras".

Pasado el impulso fundacional que hace que los proyectos se aborden con gran ilusión y espíritu colaborativo, llega el momento complejo de verdad, que no es otro que sobrevivir a ese impulso inicial y darle continuidad a esos proyectos.

Diversas son las formas de afrontar ese momento de transición. Puede haber culto al líder carismático; o un equipo muy cualificado con funciones definidas y con herramientas eficaces de coordinación; o mejor definición de los objetivos; o mejora o actualización de los recursos materiales y humanos; o... de lo que se trata, fundamentalmente, es de que el proyecto sea capaz de generar y asegurar su propia supervivencia.

Hay que evitar a toda costa la inercia y al endogamia. Ambas llevan al desinterés de los miembros, a las conductas abusivas, a la pérdida de perspectivas de análisis y a la fatiga, frustración y fuga de cerebros.

Los buenos gestores luchan a diario contra estos dos términos, y los derrotan.
Los malos gestores buscan excusas que los perpetúen, aunque eso conduzca al descrédito e incluso la quiebra del proyecto.

El lenguaje, una vez más, a nuestro servicio:


Inercia:

(Del lat. inertĭa).

1. f. Mec. Propiedad de los cuerpos de no modificar su estado de reposo o movimiento si no es por la acción de una fuerza.

2. f. Rutina, desidia.



Endogamia:

(De endo- y -gamia).

1. f. Práctica de contraer matrimonio personas de ascendencia común o naturales de una pequeña localidad o comarca.

2. f. Actitud social de rechazo a la incorporación de miembros ajenos al propio grupo o institución.

3. f. Biol. Cruzamiento entre individuos de una raza, comunidad o población aislada genéticamente.

lunes, 21 de septiembre de 2009

La inteligencia y sus grados

La inteligencia tiene grados: rígida, flexible, adaptativa y simbólica.
La capacidad de abstracción nos permite imaginar y representar la realidad mediante símbolos. Así construimos la forma de conocimiento más potente para luchar contra el azar: la ciencia.

----------------
La Inteligencia:
La inteligencia de un ser es la capacida de procesar la inforamción (interior o exterior). La inteligencia ayuda a mantener la independencia respecto de la incertidumbre del entorno; por lo tanto, ayuda a seguir vivo en este mundo. Una lombriz depende más de los cambios ambientales que un pájaro y un pájaro más que un humano. La inteligencia tiene grados, pero no se puede medir con un solo parámetro, como ocurre con el peso y la talla. Sus prestaciones dependen de la organización del cerebro y de la compleja estructura de sus circuits neuronales. El cerebro humano, con unos 1.400 g de peso, 1011 y 1015 sinapsis, es el órgano más complejo e inteligente que conocemos.

Veamos los grados de la inteligencia:

• Inteligencia rígida: la hormiga
- No hay sorpresas, no se improvisa, no se inventa...

Es el caso de la mayor parte de los seres vivos: desde una bacteria hasta un calamar, pasando por una hormiga. Todo lo que hace una hormiga es previsible, su comportamiento está predeterminado genéticamente. Su sencillo sistema nervioso no permite analizar cada nueva situación e improvisr algo distitno a los programado en sus genes. La respuesta a los estímulos es automática y un eventual fracaso no implica probar otra cosa, por grave que aquél sea. Actúa, se dice, por instinto. Esta inteligencia anticipa sólo la incertidumbre conocida, la que ha ocurrido antes.


• Inteligencia flexible: el pulpo
- Si fracasa el plan A, siempre se puede buscar un plan B...

Un calamar no tiene inteligencia flexible. Morirá de hambre antes de descubrir cómo abrir el frasco que encierra un cangrejo. Sin embargo, un pulpo es capaz de abrir (plan B), después de fracasar en el intento de alcanzar su alimento a través de vidrio (plan A). Con ello, aumenta su independencia de la incertidumbre. Se cuenta la historia de un acuario donde, para disgusto de sus cuidadores, cada noche desaparecían algunos peces. Al final se descubrió al culpable: un pulpo del acuario contiguo. Durante la noche se deslizaba con disimulo de una acuario a otro y, durante el día, ponía cara de haber roto nucna un plato.


• Inteligencia adaptativa: el perro
- La facultad de administrar instintos.

Lo que empuja a un pulpo a buscar un plan B sigue siendo el instinto. Pero sobrevivir significa a veces inhibir el instito (el pulpo sigue mordiendo el anzuelo). Algunos vertebrados, con un cerebro aún más complejo, pueden aprender a administrar sus instintos. Podemos conseguir que un perro no ensucie nuestra alfombra persa, pero difícilmente lo conseguiremos con una vaca. Lo mismo ocurre con le perro perdiguero que entrega la presa sin comérsela o el tigre que salta a través del aro de fuego en lugar de huir, tal y como le recomendaría su intinto.


• Inteligencia simbólica: el hombre
- Representar, dibujar, conocer, comparar, asociar, clasificar... el arte, la filosofía, la religión, la ciencia.


El conocimiento abastracto es el logro de la inteligencia que mejor anticipa la incertidumbre. Con él se puede planear y proyectar. Los humanos, sobre todo a partir del homo sapiens, inventan y manejan símbolos para expandir su memoria y para comunicarse. El lenguaje humano ha evolucionado como un instrumento extraordinariamente flexible para representar mentalmente objetos, situaciones o ideas con independencia del contexto. La capacidad de abstracción nos permite imaginar y representar la realidad mediante símbolos. Así construimos la forma de conocimiento más potente para luchar contra el azar: la ciencia.
.

--------------------
Los textos pertencen a unos paneles informativos de la exposición permanente del Museo de la Ciencia de Barcelona, CosmoCaixa.

viernes, 18 de septiembre de 2009

"La armada invencible ha sido vengada"

Acabo de ver en un blog, regentado por un periodista, un titular que me ha recordado "viejos" tiempos:

"España asalta la Bastilla a lo bestia"

Y me ha recordado a aquél otro titular del año 50 que decía:

"La armada invencible ha sido vengada"

¿Con qué ocasión?


2 de julio de 1950. Mundial de Brasil.
España juega la fase de grupos y le toca enfrentarse a Inglaterra, país inventor del fútbol pero que, sin embargo, jugaba su primera fase final del campeonato del mundo.

Zarra marcó un gol que ha pasado a la historia por la utilización mediática que se hizo de él en su momento.
El régimen, necesitado de buenas noticias para el espíritu patrio, decidió rentabilizar esa victoria (que, como todo el mundo sabe, no fue antesala de una victoria final) para venderla como la justa venganza por la derrota de la Aramada Invencible... en el s XVI.

En torno a ese gol y a la figura de Zarra se orquestó toda una campaña propagandística nacionalista-española que caló muy hondo, habida cuenta de que todavía hoy, otros muchos nacionalismos manipulan el fútbol y a sus figuras para ponerlos a su servicio.

Lo que no deja de sorprenderme es que todavía hoy, algunos peridistas y medios de comuncación recurran a ese tipo de titulares "pestilentes", cuyo tufo inunda nuestra sociedad y le impide ver más allá de los sucesos irrelevantes y de las frases sencacionalistas.
¿Tan poco ha evolucionado el periodismo deportivo en estos años? Así es por desgracia. Pero no sólo en deportivo.

La anécdota más ilustrativa de aquél día la protagonizó el jefe de la delegación española, Armando Muñoz Calero, antiguo miembro de la División Azul, telegrafío al Caudillo en estos términos:

- "Excelencia: hemos vencido a la pérfida Albión"

Veamos cómo se desarrolló la jugada:

"España inicia la jugada... Saque del guardameta Ramallets que cae en las botas de Alonso... éste centra para Gaínza... que da un preciso cabezazo y pone la pelota a los pies de Zarra... que sin dudarlo un instante remata al primer toque y el balón perfora la portería de
Bert Williams...."

Este gol, el más famoso materializado por Zarra, dio la victoria a la selección española que llegó por primera y única vez en su historia a las semifinales de un mundial."

.

.

Bibliografía:
El famoso gol de Zarra a Inglaterra;
El gol de Zarra hecho mito por el régimen de Franco;
Gol de Zarra;
Telmo Zarra. Obituario de El Mundo:
Zarra en wikipedia.

Los jóvenes sí leen





Luego dicen que los chavales no leen.

Miren con cuánto interés se arremolinan en torno a la prensa.

Les invito a pinchar en la foto para aumentarla y ver el diario que están leyendo.

La foto es cortesía de Syngamus y fue tomada en Palma de Mallorca

jueves, 17 de septiembre de 2009

Napoleón y la suerte

Qué podemos añadir de Napoleón que no se haya dicho ya....

Pero siempre queda algún aspecto que explorar o alguna anécdota que rescatar.

He aquí una, apócrifa o no, que ilustra y retrata bien al ínclito personaje.



Cuentan que, en un momento dado, tuvo que cubrir una vacante para un puesto de resposabilidad en la cúpula militar.


Al parecer, el puesto incluía estar al frente de alguna campaña bélica de vital importancia.


Sus consejeros y asesores le proporcionaron al candidato ideal: por experiencia, méritos, tradición, coraje, liderazgo y prestigio entre sus pares y ante el pueblo.

Bonaparte, fiel a su estilo medio iluminado, medio clarividente, objetó:

- Este candidato es muy brillante, cierto. Pero... ¿tiene suerte?


Su corazonada no estaba exenta de cierta capacidad anticipatoria, porque, como todo el mundo sabe, algo de suerte le faltó a él mismo, unos años más tarde.



Y para terminar, un bis.


Según parece, Beethoven dedicó su 3ª sinfonía, "Eroica", a Napoleón.


Estaba escrita en un principio en "memoria de un gran hombre", Bonaparte, que era visto en ese momento como un liberador de su pueblo.


Cuando Napoleón se declaró a sí mismo Emperador, "Beethoven se enfureció y borró violentamente el nombre de Napoleón de la primera página de la partitura".

La versión apócrifa de la anécdota dice que Napoleón le contestó a Beethoven que "la música es el ruido que menos me molesta".

La reacción del músico todavía debe retumbar por las calles de Viena.

miércoles, 16 de septiembre de 2009

¿Por qué debe de ser gratis la literatura?

Si Inglaterra ama a sus soldados, Francia a sus cocineros, Italia a sus tenores, Estados Unidos a sus actores y España a sus mártires, Irlanda ama a sus creadores y, en particular, a los escritores. No hay más que remitirse a los hechos: en 1969, a instancias de Charles Haughey, más tarde primer ministro, el Parlamento aprobó una ley, aún vigente, por la que los derechos de autor procedentes del trabajo creativo quedaban libres de impuestos.

----------------------
¿Por qué debe de ser gratis la literatura?

La mañana del 24 de abril de 1916 un joven poeta, Pádraic Henry Pearse, en nombre de un gobierno provisional presidido por él, leía la declaración de independencia de Irlanda en la puerta de la Oficina Central de Correos de Dublín, mientras que algo más de 1.500 voluntarios, organizados en batallones, ocupaban diversos puntos estratégicos de la ciudad.

Se iniciaba así el Eastern Rising, el alzamiento de Pascua, principal hito de la lucha por la independencia irlandesa frente a la Gran Bretaña. El ejército inglés reprimió con dureza la revuelta, ahogándola en menos de una semana, y los siete firmantes de la proclamación fueron fusilados en la prisión de Kilmainham.
Lo que interesa ahora de aquel suceso es reseñar que, del grupo de hombres que proclamaron la independencia irlandesa en la Oficina de Correos dublinesa, tres eran poetas, dos de ellos también profesores de lengua y el tercero dramaturgo; un cuarto era periodista y autor de letras de canciones; y un quinto, instrumentalista de gaita y profesor de gaélico. De modo que sólo dos no tenían que ver con actividades artísticas o intelectuales.
Además de ellos, muchos de quienes se unieron a la revuelta ejercían actividades relacionadas con la literatura y las artes y manejaban mejor la métrica y el solfeo que el fusil. Nunca hubo una revolución tan literaria en la historia del mundo. Y quizás fue una de las razones por las que el alzamiento no triunfó. No obstante, la épica de la empresa quedó para la posteridad gloriosamente retratada: cualquier estudiante irlandés puede recitar hoy de memoria el poema que William B. Yeats dedicó al alzamiento, en el que se repiten estos hermosos versos al final de cada estrofa: All changed, changed utterly; a terrible beauty is born.
Quizás sea aquel sacrificio la razón por la que Irlanda es el país que más ama a sus creadores. No es raro, viajando por sus estrechas carreteras, encontrarse casas con los perfiles de escritores famosos pintados en sus fachadas. Yo he visto, por ejemplo, los rostros de Joyce y de Beckett decorando una pared en el condado de Kerry. Y en todas las ciudades abundan las estatuas de novelistas, poetas, pintores, músicos y dramaturgos.
Si Inglaterra ama a sus soldados, Francia a sus cocineros, Italia a sus tenores, Estados Unidos a sus actores y España a sus mártires, Irlanda ama a sus creadores y, en particular, a los escritores. No hay más que remitirse a los hechos: en 1969, a instancias de Charles Haughey, más tarde primer ministro, el Parlamento aprobó una ley, aún vigente, por la que los derechos de autor procedentes del trabajo creativo quedaban libres de impuestos.
Qué distinta nuestra historia. Cervantes fue encarcelado, Larra se pegó un tiro, Ganivet se arrojó a un lago de aguas frías, Lorca y Muñoz Seca murieron fusilados y cientos de creadores han vivido, a lo largo de nuestra tremebunda historia, la pena honda del exilio.
Nuestros políticos nunca nos han querido ni ayudado y les interesan, más que nuestras palabras, nuestras firmas en tiempos de elecciones. El resto del año sólo existen aquellos escritores y artistas que decoran los salones de los poderosos.
En estos tiempos, las leyes democráticas intentan proteger los derechos de autor y existe una organización, Cedro, que trata de evitar el uso incontrolado de los textos de los creadores. Gracias a ello, los escritores recogemos unas migajas anuales, en forma de unos cientos de euros si hay suerte, que Cedro recolecta mediante el cobro de un estipendio sobre la fotocopia o el "escaneado" -horrible palabra- de nuestras obras, eso que se conoce como "canon". No es algo que dé para vivir, ni mucho menos; pero al menos sienta un derecho que impide que te birlen en forma impune tus palabras.
Y aún así, hay voces que se alzan criticando esa limosna, que casi lo es, en nombre de un extraño principio al que llaman "gratuidad de la cultura". Y el pobre escritor se dice: ¿por qué no puedo yo vivir de lo que produzco y sí aquel que nos da de comer, o el banco que me presta dinero (cuando lo presta, claro), o quien nos cura, o quien nos representa en un Parlamento? ¿Por qué debe de ser gratis usar de la cultura y, sin embargo, pagamos por alimentarnos, por estar sanos y por ser gobernados en democracia?
¡Cuánta gente se asombra cuando un pobre poeta pretende cobrar por un pregón o una conferencia! "¿Pero no es cultura?", preguntan atónitos. Y alguien responde con miedo a que le tomen por loco: ¿y no hacen cultura Plácido Domingo, o Paco de Lucía, o Mikel Barceló cuando cobran por cantar, tocar la guitarra o pintar el interior de una catedral? ¿Qué es cultura y qué no es?
Quizás los escritores españoles tendríamos que jugarnos la vida en una revuelta insensata para que nuestros políticos nos respeten y nuestro pueblo nos ame. O nacionalizarnos irlandeses y ahorrarnos los impuestos sobre las migajas que nos caen de vez en cuando.
Javier Reverte es escritor.

martes, 15 de septiembre de 2009

Neuronas frente a hormonas (ni un imbécil sin respuesta)

Hay un aforismo que asegura que nunca se debe discutir con un idiota porque los demás pueden no distinguir la diferencia.

Si bien esto es cierto en la vida analógica, no lo tengo tan claro en la vida digital.
Es por ello que creo que los imbéciles no deben quedar impunes. Y, aunque habrá quien diga que su alimento es precisamente la provocación respondida, no debemos permitir que sus estúpidas soflamas, insultos velados e inteligencia atrofiada consigan imponerse, a base de ruido innecesario, al resto de las inteligencias circundantes.

Así que creo que debemos actuar frente a estos abusadores y desenmascarlos a base de argumentos, de respuestas pausadas y, llegado el caso, por qué no, en términos que puedan entender sus hormonas desbocadas. Una discusión analógica puede acabar mal por la proximidad. Pero una discusión digital permite cierta pausa, cierta reflexión, que permita mantener a cada uno en el sitio que merece.

En estos tiempo digitales, las hormonas se imponen a las neuronas. Y no podemos permitir que eso siga sucediendo. Por salud social, por profilaxis educativa y por convivencia.

Estos "imbéciles 2.0" se ocultan detrás de los graznidos de su avatares para no mostrar su auténtico rostro, crean múltiples usuarios para poder atacar desde varios frentes (se creen muy listos), inundan blogs ajenos con comentarios anónimos, insultando cobardemente, tirando la piedra y escondiendo la mano...

A esta gentuza, que nada construye por incapacidad y únicamente destruye por miseria intelectual, a ellos, que reclaman con vehemencia sus derechos pero se los que niegan a los demás, todo mi desprecio.

Vendrán a decir las tonterías propias de su condición; provocarán en busca del trofeo del insulto que autojustifique su estupidez.
Es su opción. La mía es combatirlos, desenmascarlos y dejarlos en evidencia.

Y os animo a hacer lo mismo.


(Ayer me llamaron "colaborador de los nazis" porque recriminé a un usario de una red social el acoso al que estaba sometiendo a otro usuario.
Sus motivos eran que yo estaba amparando el derecho de una persona a expresarse libremente, aun no estando de acuerdo con sus ideas, y que esa persona no era merecedora de ese derecho.
Ya ven: cosas veredes...)

lunes, 14 de septiembre de 2009

La entelequia de lo "gratis"

La acceso a la cultura necesita de un precio simbólico para dignificar el producto, puesto en tela de juicio por los desmanes monetaristas de algunos, por los graznidos de los que nunca dan pero siempre quieren tomar y por las manipulaciones de quienes la quieren poner a su servicio.

Simbólico para que no genere codicia en las empresas ávidas de hacer negocio a toda costa y para que no pierda su sentido de creación intelectual a manos de los rebaños trashumantes que arrasan todo a su paso.


--------------
Últimamente mucho se habla de la gratuidad de algunas cosas. Y no me refiero a servicios primarios como la sanidad y la educación. La gratuidad de esos servicios son una conquista social que ha mejorado la dignidad del ser humano, por mucho que haya todavía "dinosaurios" que nos intenten convencer de que "más tienes, más eres", sin entender que por el hecho de ser, tienes algunos derechos inalienables.

Me refiero, sobre todo, pero no únicamente, al tema de la cultura.

La educación es más un medio que un fin. Y es por ello que debe pertenecer al grupo de los servicios universales, obligatorios y gratuitos que todo estado debe proveer a sus ciudadanos. Es la educación el verdadero medio para llegar a apreciar y valorar la cultura es su sentido más amplio.

Y es por ello que la educación debe ser gratuita, pero la cultura no.

No estoy hablando de cánones, ni de entidades gestoras, ni de derechos, ni de P2P, ni de la polémica que rodea la relación entre ellos.

Estoy hablando de la masificación como forma de perversión de los contenidos; del acceso ilimitado como causa de las riadas de estupidez que nos inundan; de la conversión de un derecho en una obligación autoimpuesta; de ver en vez de mirar; de oir en vez de escuchar; de cacarear en vez de entender.

"Gratis" en un concepto confuso por ambiguo.
Cuando los ganaderos o los fruteros realizan entregas gratuitas de mercancía en lugares públicos como forma de protesta, suelen conseguir aglomeraciones de ociosos, ansiosos de conseguir su trofeo y de poder contarlo después, más que interesados por conseguir un producto o servicio necesario o enriquecedor;
El término "gratis" de algún producto sigue funcionando como infalilble reclamo en bares y locales destinados al ocio;
Si algo es gratis, inevitablemente se masifica. Y con demasida frecuencia por el anhelo de hacerse con algo y poder después exhibirlo como trofeo.

La gratuidad resta valor y autenticidad a todo lo que toca, porque hace que el consumidor le pierda el respeto.

No he hablado de calidad. Eso es un tema subjetivo que no es el tema de estas líneas.

Y tampoco he hablado de cantidad. Porque depende de muchos factores, como subvenciones (de las que hablaremos otro día), de macenazgos, costes...

Voy a poner un ejemplo "al límite" para que se me entienda. En mi ciudad, durante muchos años, no hubo "vaquillas" en las fiestas hasta hace relativamente pocos años. Pese a ser una reivindicación largamente solicitada. El año que, por fin, se incluyeron en el programa, al entrada era gratuita. Masificación suena a desierto comparado con lo que era aquélla plaza de toros. Al año siguente, pusieron un precio simbólico a la entrada. Se acabaron las aglomeraciones. ¿Por qué? ¿Porque se había pasado la novedad? Porque ya sólo iban los realmente interesados. Los de la riada decidieron no gastarse 100 pesetas.

La acceso a la cultura necesita de un precio simbólico para dignificar el producto, puesto en tela de juicio por los desmanes monetaristas de algunos, por los graznidos de los que nunca dan pero siempre quieren tomar y por las manipualciones de quienes la quieren poner a su servicio.

Simbólico para que no genere codicia en las empresas ávidas de hacer negocio a toda costa y para que no pierda su sentido de creación intelectual a manos de los rebaños trashumantes que arrasan todo a su paso.

Pero si a alguien se le ocurre poner su granito de arena, le caen a palos los "defensores" que nunca movieron un dedo por generar, divulgar o apoyar los contenidos culturales.

domingo, 13 de septiembre de 2009

¡Muera la inteligencia! ¡Viva la muerte!

Nunca como ahora, esta frase está vigente, porque, aunque el contexto fue distinto y las circunstancias difíciles, a día de hoy la inteligencia está condenada a muerte, y la muerte, como símbolo de "mis cojones", al frente del ruido social que reivindica hormonas en vez de neuronas.

--------------
Si el ínclito autor de esta frase siguira vivo estaría muy orgulloso de un tipo del Partido Polular de Galicia que asegura que


"existen "motivos suficientes"
para mantener la estatua del general Millán Astray en una plaza de la ciudad. Después de argumentar que el militar franquista "es un coruñés de pro", el portavoz municipal de los conservadores, Carlos Negreira, emplazó ayer a reflexionar sobre la figura de quien ejerció además de jefe de prensa y propaganda del régimen de Franco. "Estamos hablando de un monumento a una persona que es un coruñés de toda la vida. Una persona que creó un cuerpo [la Legión] que todavía está vigente".

Resulta que un golpista como el general José Millán-Astray, fundador de la Legión y activo colaborador de Franco, del que fue jefe de prensa y propaganda, es "un coruñés de pro, de toda la vida".

Nunca como ahora, esta frase está vigente, porque, aunque el contexto fue distinto y las circunstancias difíciles, a día de hoy la inteligencia está condenada a muerte, y la muerte, como símbolo de "mis cojones", al frente del ruido social que reivindica hormonas en vez de neuronas.

Lástima. Las cosas, en vez de mejorar, cada día están peor.

Les invito a leer acerca de aquel momento y de las circunstancias que lo rodearon.
Y verán cómo no hemos aprendido nada.

viernes, 11 de septiembre de 2009

"Si no podéis eliminar la injusticia, por lo menos contádsela a todo el mundo"

Una Premio Nobel encerrada en 'La jaula de oro'

La abogada iraní ShirinEbadi, Premio Nobel de la Paz en 2003, denuncia la violencia política y la violación de los derechos humanos en Irán en su primera novela, 'La jaula de oro' (La Esfera de los Libros). Se trata de la segunda obra traducida al español de esta también profesora de la Universidad de Teherán. Su anterior libro es una autobiografía en la que relata lo que está pasando en su país desde el inicio de la Revolución Islámica de 1979.

"Si no podéis eliminar la injusticia, por lo menos contádsela a todo el mundo". La frase, del sociólogo iraní Alí Shariati, se convirtió en el lema de su novela, según afirmó Ebadi durante su visita a España. "La novela proporciona una lectura más amena sobre lo que pasa en Irán", explicó la abogada.

La jaula de oro' narra la historia real de una familia dividida por la Revolución y unida en un destino trágico. Pero también es la historia de una amistad entre niñas surgida de un puñado de dulces de almendra; una relación que sobrevivió a lo largo de los años a través de cartas. La obra cuenta cómo estas dos mujeres lucharán por la vida y la memoria de un Irán hermoso, atormentado y cruel.

"El libro ayuda a entender por qué la gente salió a la calle para protestar contra los resultados de las pasadas elecciones en Irán, ya que trata de diversos problemas reales y cotidianos", aseguró la abogada, quien no pudo publicar su libro en Irán debido a la censura.

Entre dichos problemas y denuncias, la violación de los derechos humanos aparece de distintas maneras, encarnada en la represión política, la opresión a las mujeres o en la condenación a la muerte de menores de edad. Según Ebadi, Irán es el país que más ejecuta a menores y la edad penal varía de acuerdo con el género. Para las mujeres empieza a los nueve años mientras que los hombres pueden ser condenados por un delito a partir de los 15.

Amenazada de muerte diversas veces, la abogada encara el peligro de su oficio con naturalidad. "Es parte de mi trabajo estar perseguida o amenazada", declaró resignada, añadiendo que a su hija, también abogada, pasa por lo mismo.

Pese al panorama pesimista respecto a cambios legislativos en Irán, Ebadi quiere transmitir un mensaje de esperanza no sólo en su novela, sino a través de la sonrisa serena que pone a cada pregunta que le hacen. En este sentido, la abogada destacó que se han realizado pasos importantes en Irán, como el cambio de la ley de custodia de hijos, que ahora favorece también a la mujer.


vía yahoo news y europa press

miércoles, 9 de septiembre de 2009

"Tengo 14 años, y he sufrido maltratos de mi ex novio"

Tengo 14 años, y he sufrido maltratos de mi ex novio. Gracias ^^

Este comentario llegó ayer (8-sept-2009) a una entrada publicada el 24 de noviembre de 2008, pero cuyo origen se remonta a noviembre de 2006. Ya ha llovido.

La entrada recoge una exposición: "Diseñadores Gráficos contra la violencia de género", realizada en Zaragoza en 2006.

La volvimos a publicar en 2008, con motivo del día Internacional contra la violencia de género, con su mensaje original:
"Si me quieres... no me grites, no me insultes, no me ignores, no me pegues, no me mates.... quiéreme".

Meses (años) después, alguien que dice tener 14 años me da las gracias por el apunte y asegura que ha sido objeto de malos tratos por su ex novio.

No sé si enfadarme, indigarme, interrogarme, asombrarme... cruzarme de brazos, ignorarlo, mirar para otro lado, cuestionar su veracidad...

El comentario es suficientemente explícito por sí mismo. En todo caso, enhorabuena a todos:

a los padres por su "ejemplo"; a los educadores por su impotencia; a los legisladores por su indolencia; a algunos jueces por su incompetencia; a los vecinos por su ceguera; a los "tolerantes" por su indiferencia; a los blogueros por su silencio; a los medios por su amarillismo; a los políticos por su actitud interesada; al cine por su ambigüedad, a los graciosos por su estupidez...

A la sociedad en su conjunto, en fin, por el modelo de comportamiento que ensalza, valora y premia, contrario a cualquier atisbo de respeto, inteligencia, cultura, ciencia, viajes... y cualquier otra actividad que tienda a mejorar nuestra inteligencia.

Enhorabuena y suerte. La vamos a necesitar.

(entrada publicada el día 9, del mes 9, del año dos mil 9, a las 9 horas y 9 minutos. No sé, por si pasa algo...)

Nihil novum sub sole

El 20 de noviembre de 1912, en el marco de la discusión del presupuesto del Ministerio de Instrucción Pública, el diputado conservador y catedrático de la Universidad Central Eloy Bullón denunciaba en el Congreso que los vicios del sistema educativo español tenían su origen en «estar entregado, aún lo técnico, al libérrimo arbitrio del político de tanda encargado del Ministerio de Instrucción Pública.» El resultado era que ningún ramo educativo podía estar seguro «de que una buena mañana no se le antoje al Ministro reformarlo todo de arriba abajo. Y suelen hacerlo con mucha frecuencia».

La conclusión de mi abuelo, que poco más tarde protagonizaría una importante reforma de las escuelas de magisterio, era muy clara: «Es indispensable que esto acabe de una vez, y para ello es preciso traer al Parlamento una ley orgánica de Instrucción pública que no sea obra de partido, sino en la que con el concurso de todos los partidos, y escuchando la voz de todos los intereses legítimos, se fije de una vez para muchos años la organización de nuestra enseñanza oficial, determinando hasta donde llegarán y hasta donde no las facultades de los Ministros en estas cuestiones, y señalando los trámites y procedimientos que habrán de seguirse cuando haya de procederse a reformas en aquellas cosas que no deba ser materia reservada al Parlamento mismo.»

Cuando nos sumergimos en el Diario de Sesiones, o en la abundante publicística que sobre temas educativos apareció a principios del pasado siglo, lo que más nos sorprende es que gran parte de los temas sobre los que entonces se debatía son los mismos que se siguen discutiendo en la actualidad.

Tema de debate era entonces el del clasicismo y el utilitarismo en la enseñanza, defendido este último por quienes «no se contentan con menos que con tachar de frívolos e inútiles o relegar a orden muy secundario todos los estudios que no sean de carácter positivo y aplicación inmediata a los usos de la vida», y sustentado el primero por quienes pensaban que «el hombre es antes que nada un ser inteligente y moral, nacido para conocer la verdad, para amar el bien, para deleitarse en la contemplación de la belleza», y que querer limitar todo al campo de lo material era «inferir una ofensa a la dignidad del hombre», y «un desconocimiento absoluto de su naturaleza».

Las tesis que en 1885 lanzara Frary en La cuestión del Latín, planteando que esta y otras materias a lo menos malo que podían conducir es a perder el tiempo y que la educación debía formar ante todo industriales, comerciantes, ingenieros, o sea, a quienes pudiesen aumentar la riqueza material de la nación, han llegado con fuerza hasta nuestros días, aunque también sigue habiendo quienes planteamos que la formación académica además de instrumental debe proporcionar una cultura general que tan sólo se obtiene por medio de las humanidades.

También se debatía entonces el marco en que podía desarrollarse la enseñanza privada, pues pese a que la Constitución de 1876 reconocía el derecho a la libertad de enseñanza, las leyes, reales decretos y disposiciones de todo género que desarrollaban los contenidos que habían de impartirse en los diversos niveles educativos hacían que los centros privados se viesen obligados a convertirse en simples calcos de los oficiales, copiando y reproduciendo sus deficiencias, a la par que los centros oficiales carecían del acicate dado por la libre concurrencia.

Pacto educativo, libertad de enseñanza y utilitarismo siguen siendo hoy temas que de manera más o menos recurrente centran las reflexiones sobre el mundo de la educación.
El pacto educativo, que implica una reflexión sobre los otros dos elementos mencionados, no es ciertamente fácil. A primera vista cabría pensar que las dificultades podrían deberse a cuestiones de hondo calado filosófico: la izquierda prioriza la igualdad, la derecha la libertad; la izquierda española es agresivamente laicista, la derecha defiende los valores religiosos. Pero me temo que otras cuestiones cortarían mucho antes el proceso.

La transferencia de las competencias educativas a las comunidades autónomas, que no se hizo en la Segunda República sino de manera muy parcial, conservando el Estado su propia red de centros, es sin duda uno de los elementos más perturbadores.
Hace años una amiga que trabajaba en el mundo editorial me decía que en los libros que elaboraban para el País Vasco tenían que incluir el mapa de Navarra, pues en caso contrario no eran aprobados por el Gobierno autonómico. Y la posibilidad de manipular la Historia, algo que siempre ha gustado mucho en algunos ámbitos políticos, es demasiado tentadora para renunciar fácilmente a ella. Creo prácticamente imposible que las Comunidades Autónomas estén dispuestas a ceder parte de sus competencias educativas.

Aun sin este muy distorsionador reparto de competencias seguiría siendo muy complicado llegar a un pacto educativo entre los diversos partidos, pues lo primero que tendrían que hacer es ponerse de acuerdo consigo mismos. Nombrado rector en mayo de 2004 he tenido ocasión de ser testigo de primera mano de la política socialista en el ámbito universitario, y a decir verdad pocas veces se habrán visto tantos bandazos sin que se haya producido un cambio del partido en el Gobierno.
En la época de María Jesús San Segundo las subcomisiones del Consejo de Universidades trabajamos duramente para crear un catálogo de títulos universitarios y se planteó una estructura académica en la que el grado duraría tres años. Ignoro por qué motivos, ya en los últimos meses de su mandato era evidente que todo estaba paralizado. Con Mercedes Cabrera se huyó del catálogo y se planteó que habría un registro, pudiendo las Universidades impartir libremente las titulaciones que consideraran oportuno. Los grados durarían cuatro años. La incardinación de las Universidades en el nuevo ministerio de Ciencia e Innovación en abril de 2008 y su separación del Ministerio de Educación pareció ralentizar el proceso y la ANECA, que debía informar sobre los nuevos grados, adquirió un protagonismo funesto por autoconsiderarse llamada a elaborar de manera subrepticia un catálogo de títulos y autodarse un plazo extra para emitir sus informes, junto a muchas otras deficiencias que mejor no recordar. En abril de 2009 Ángel Gabilondo fue nombrado ministro de Educación y las Universidades volvieron a un departamento del que posiblemente no hubieran debido nunca salir.
Mucho me temo que el pacto educativo que se hubiera podido cerrar con San Segundo sería distinto del que hubiera gustado a Cabrera, no hubiera interesado a Garmendia y habría cosechado la oposición de Gabilondo. Porque al fin y al cabo, y como hace ya cien años denunciaba mi abuelo, el arbitrio ministerial «es la única ley en materia de Instrucción pública en España». Lo que sin duda es un argumento más a favor del pacto.


Alfonso Bullón de Mendoza. Nihil novum sub sole

martes, 8 de septiembre de 2009

La impunidad del anonimato

Anonimato como forma de cobardía. Impunidad como herramienta de agresión.
La red no tiene separación de poderes. Pero la necesita.
Y el anonimato debe desaparecer. Para que todos quedemos al descubierto con nuestra propio rostro, sin máscaras ni disfraces.


Como no soy más que un nick escondido detrás de un avatar y una pantalla infranqueable, me permito todos los excesos que cara a cara no tendría agallas de cometer.

¿Que no? Yo hago lo me sale de los cojones y los demás me la sudan: sus opiniones, sus derechos, el respeto debido... sólo importa lo que a mí me parece que tiene que importar.

Soy un gañán, un estúpido, un ignorante y un borrego. Pero, precisamente por eso, voy por la vida y me desenvuelvo en lugares públicos y foros digitales con una superioridad y un petulancia únicamente comparables con mi estulticia.

Pero ojo: tengo que estar bien arropado por mis secuaces, bien escondido detrás de la cámara del teléfono móvil o de la pantalla del ordenador y a salvo con una ADSL dinámica.

A ese anonimato le sigue la farsa de la impunidad: si monto el numerito en la calle y me detienen, vendrán papá o el "jefe" a sacarme las castañas del fuego; si le prendo fuego a un autobús, me jaleará el resto del rebaño y me pondrán la medalla al más tonto de la clase, que últimamente se cotiza mucho; si insulto o digo alguna barbaridad en una red social, a lo peor me expulsan, pero al minuto me construyo otro nick a medida de mi miserable cerebro para seguir cultivando mi estupidez.

Ejemplos hay muchos. Demasiados. Y no me refiero (únicamente) a acontecimientos callejeros desmandados.

Me refiero a los farsantes digitales que pueblan la red llenando de mierda todo lo que no sea suyo o no se ponga a su servicio: los Gonzos que te mentan a la madre porque les recriminas que descarguen sus frustraciones digitales en un foro público; los ateos que insultan tu inteligencia con su petulancia intelectual que oculta su necesidad de notoriedad; los prosélitos puestos únicamente a las órdenes de su líder; los niñatos que desean el tiro en la nuca al que no piensa como él; los que nunca reconocen sus errores y se engríen cuando se ven atrapados por sus propios argumentos falaces; los extremos militantes del conflicto por puro entretenimiento, los acosadores de opiniones discrepantes, los verdugos de la diferencia, los de la manía persecutoria....

Todos los demás somos víctimas (quizá a veces también actores) de la situación social actual, que premia al tonto, al estúpido, al graciosillo, al vago, al contumaz... y desprecia a los que generan contenidos, crean recursos, ponen en circulación ideas para su discusión y mejora y fomentan la cultura y la inteligencia.

No son más que basura digital que abusa de los derechos de todos para negárselos a los demás.

La red no tiene separación de poderes. Pero la necesita.
Y el anonimato debe desaparecer. Para que todos quedemos al descubierto con nuestro propio rostro, sin máscaras ni disfraces.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...