viernes, 28 de septiembre de 2012

Un ejemplo a imitar en tiempos de crisis

¿No sabes cómo colaborar para mejorar la situación de mucha gente con dificultades en estos tiempos de crisis?

He aquí un ejemplo que todos podríamos imitar. Cada uno en función de sus posibilidades.

Este cartel está puesto en el portal de un edificio céntrico de Zaragoza.

Puedes proponer una iniciativa similar en tu comunidad de vecinos, edificio de oficinas, urbanización, club, peña, empresa…
 
Porque no todo es manifestarse y protestar, también existen otras alternativas activas, directas, concretas y universales.


"Recordamos que en el antiguo rellano de los ascensores de la escalera izda. tenemos un contenedor en el que podéis depositar alimentos no perecederos que periódicamente haremos llegar a una institución asistencial".

Este apunte no tiene mucho que ver con libros y lectura, pero sí con la Cultura, con mayúsculas.

Nuestro aplauso por la iniciativa.

------
P.D. Sean tolerantes con la falta de ortografía. 

lunes, 24 de septiembre de 2012

Libros en stock: "No es rentable donarlos… Es más barato destruirlos"

No es rentable donarlos, representaría una gran cantidad de trabajo y de dinero. Es más barato destruirlos”.

"En los próximos meses, cientos de libros de ficción serán destruidos en la Argentina porque su comercialización dejó de ser negocio. Anualmente millones de libros siguen ese camino y desaparecen así las obras de gran cantidad de autores".

------------------------

"Si la palabra es como un río que fluye al resguardo de dos orillas, la memoria y la imaginación –como escribió el mexicano Carlos Fuentes–, la destrucción de libros a lo largo de la historia ha amenazado con la extinción de porciones de identidad".

"En 1933, Adolf Hitler pretendía que los alemanes leyeran sólo su Mein Kampf y mandó incendiar libros de Albert Einstein, Jack London, H. G. Wells, entre otros. Durante la dictadura argentina, la quema de libros representó un verdadero genocidio cultural, que se sumó a la desaparición de escritores".
 
"La destrucción de libros es la instancia a la que recurrirá en los próximos meses el Grupo Norma, que dejará de comercializar el género de ficción, por lo que se desprenderá del remanente de títulos de esa categoría, algo que ya hizo en España. Antes, los autores tendrán la posibilidad de comprar sus propios libros en stock".

"La destrucción de un título también puede resultar conveniente para un editor cuando incorpora a un autor a su catálogo y decide reeditar un libro: de otra manera, la nueva edición debe luchar contra aquellos libros del sello anterior que estén circulando como saldo, a un precio más barato, explica Sureda. “Un nuevo editor quiere mercado y que no haya ‘restos’ que deterioren la imagen de su autor”, asegura desde España, en conversación con Clarín .

"A veces, la destrucción del libro es pedida por el mismo autor por contrato, revela Ana María Shua, “para no hacer público que no se vendió”. Es, además, la consecuencia de una política de marketing de libros que lleva a imprimir mucho".

Hasta aquí algunos párrafos extraídos del artículo citado abajo.

La lectura del texto pone de manifiesto las algunas prácticas editoriales habituales.

La pregunta es: ¿por eso no quieren apostar por los formatos digitales?

Le ceguera de algunos grupos editoriales es paroxística.

Nuestra anterior entrada fue El hombre que convirtió su casa en una biblioteca pública.
Algunos editores deberían, el menos. leerla.

Le debemos una entrada a todos esos proyectos editoriales que sí apuestan porque otro modelo editorial es posible.

----------------------
Fuente:
Destruir libros: una política editorial que genera polémica

Gracias a por la referencia.

jueves, 20 de septiembre de 2012

El hombre que convirtió su casa en una biblioteca pública

Si sacas todos tus libros a la puerta de casa podrías esperar que desaparecieran en un momento. Pero un hombre de una barrio humilde de Manila lo intentó… y descubrió que su colección aumentaba.

Puso los libros, apenas 100, en la puerta de su casa para ver si alguien quería pedir prestado alguno. Lo hicieron. Y a la hora de devolverlos, traían otros nuevos para añadir a la colección. Así nació la biblioteca.

-----

Hernando Guanlao es un hombre decidido de 60 años con una pasión: los libros.
Conocido por el apodo de Nanie, ha creado una biblioteca informal e improvisada, en la puerta de su casa en el centro de Manila, con el propósito de contagiar a sus vecinos y compartir su pasión por la lectura.

Pincha para verla en grande


La idea es sencilla: los lectores pueden llevarse tantos libros como quieran, durante el tiempo que quieran. Incluso de forma permanente. Como dice Guanlao: "la única regla es que no hay reglas".

Puede pensarse que la aventura terminaría en que todos sus libros acabarían por desaparecer.

Pero, al contrario, en los 12 años que lleva en marcha su biblioteca -o como él la llama, su club del libro- su colección ha crecido en lugar de disminuir, a medida que recibía más y más donaciones.
"Me parece que los libros me hablan; eso es porque cada vez hay más" dice con una sonrisa. "Los libros me dicen que quieren ser leídos; quieren circular de mano en mano".
Guanlao comenzó su biblioteca en el año 2000, poco después de la muerte de sus padres. Quería honrar su memoria y se le ocurrió que la mejor forma de hacerlo era promover el hábito de lectura que él había heredado.
"Ví mis viejos libros de texto y se decidí compartirlos públicamente".
Así que puso los libros, apenas 100, en la puerta de su casa para ver si alguien quería pedir prestado alguno. Lo hicieron. Y a la hora de devolverlos, traían otros nuevos para añadir a la colección. Así nació la biblioteca.

A día de hoy Guenlao no sabe con certeza cuántos libros tiene, pero fácilmente pueden llegar a 2000 ó 3000, apilados en estantes y cajas frente a su casa; el coche hace tiempo que fue desplazado fuera del garaje y los libros invaden hasta la escalera interior.

Pincha para verla en grande

La biblioteca no hace publicidad pero, de alguna forma, cada día se produce un flujo constante de personas que llegan hasta ella.

El día que visitamos la biblioteca, algunos comerciantes se acercaron durante la hora del almuerzo; un hombre de la localidad se llevó prestado un pesado volumen de la historia del Evangelio según San Juan; y algunos escolares se llevaron varios libros de texto, aunque también me di cuenta de que se llevaban alguna revista de moda.

La biblioteca está abierta 24 horas los 7 días de la semana. La única protección con la que cuenta son unas fundas de plástico, no por seguridad, sino para aislar los libros de la lluvia.
No cuenta con registros ni inventarios ni procedimientos de entrega y devolución: eso solo  retrasa la interacción libro-lector. Solo se da cuenta de que un libro falta por los huecos en las estanterías.

Pero son las personas como Celine las que ayudan a mantener la biblioteca. Vive en al misma calle que Guenlao, y llegó con dos grandes bolsas de libros, algunos para devolver y otros con la intención de donarlos. Asegura que le encanta el proyecto de la biblioteca porque los filipinos, especialmente los que no son ricos, tienen un acceso muy limitado a los libros.

"No he estado en ninguna biblioteca pública excepto en la Biblioteca Nacional de Manila, pero está tan lejos que no es posible pedir libros prestados".

El precio medio de un libro en Filipinas puede ser de unos 300 pesos (unos 6 euros); los importados, especialmente los libros para niños, pueden llegar a doblar esa cantidad.

"Teniendo en cuenta el nivel de renta de la población, los padres tienen otras prioridades".
Pincha para verla en grande


Para ayudar a las comunidades más pobres de Manila, Nanie Guanlao no espera a que le encuentren; él mismo las visita con su bicicleta-libro, con una enorme cesta repleta de libros.

Pero también se preocupa por la gente de fuera de Manila. Ha donado varias cajas de libros a un hombre que trata de poner en marcha un proyecto similar al suyo en la provincia de Bicol, a unas diez horas de coche de Manila. Y su próximo proyecto es ayudar a una amiga a  poner en marcha una biblioteca en el extremo sur del país: quiere poner en marcha un barco-libro que recorra las islas de Sulu y Basilan, una zona conocida como refugio de rebeldes separatistas, lo que impide cualquier acceso a la literatura.

Guanlao se esfuerza por popularizar el concepto de que hay poder en los libros y en la lectura. Por eso ha desarrollado un programa de capacitación y orientación en las comunidades interesadas y está en trámites de crear una organización sin animo de lucro para asegurar la continuidad del proyecto.

 Nanie Guanlao
Nos sentamos bajo el sol del mediodía en la puerta de casa de Nanie Guanlao, y mientras observamos cómo la gente ojea su colección, me cuenta por qué cree que vale la pena invertir todo su tiempo a mantener la biblioteca, hasta el límite de renunciar a su trabajo y vivir únicamente de sus ahorros:

"No se les hace justicia a estos libros abandonándolos en un armario o en una caja"
"Un libro debe ser utilizado y reutilizado. Tiene vida propia, tiene un mensaje"
"Como cuidador de libros te conviertes en un hombre completo"



---------
Fuentes en inglés:
The man who turned his home into a public library, de donde también proceden las fotos.
The little library taht could.
La traducción es mía, así que sean comprensivos. En el momenot de escribir este apunte, no había nada al respecto en español.

Gracias a por el chivatazo.

martes, 18 de septiembre de 2012

"Los estudiantes no saben escribir"

"Los estudiantes no saben escribir, como desgraciadamente he podido comprobar con todo detalle en los exámenes (de selectividad) realizados en historia, e indirectamente en los de lengua e inglés.

Y cuando esto se dice no se hace sólo alusión a la gran cantidad de faltas de ortografía en forma de acentos, be-uve, hache, mayúsculas, sino a cosas peores".

----------------------

Cada vez que surge el debate sobre el uso del lenguaje de forma correcta hay que oír o leer comentarios de este jaez:

-  k kansinos diciendo a los demas como tengo q escribir o hablar..
- ¡Dejar de dad por culo con tanta pedantería!
- Las lenguas están vivas y la riqueza está en el cambio, en el dinamismo del lenguaje y en la creación gramatical. Basta ya de corsés, hombre!
- Dejad a la lengua evolucionar tranquila, que el pueblo hable lo que quiera que es como siempre ha sido
-  Esto no le importa a nadie. La lengua está viva, evoluciona. Por eso marear al personal con cómo se tiene q decir qué no sirve para nada. Si eso hubiera importado en algún momento, todavía estaríamos hablando latín.
- Reglas ortográficas pq sí no tienen sentido, solo sirven para confundir a la gente.
- es la ortografía la que tiene que evolucionar a lo que la gente tiende y no al revés, de cualquier manera, la evolución de un lenguage es inevitable por muchas normas que quieras poner.



Estos son solo algunos ejemplos, más o menos afortunados, sacados de aquí; hace unos pocos días.
Si se los compara con los vertidos aquí, texto de hace casi tres años, y que trata exactamente el mismo tema, veremos que la diferencia de nivel es notoria.

No quiero decir que la red social en la que se vierten las opiniones haya perdido calidad; simplemente que, en un lapso de tiempo muy pequeño, el tipo de usuarios que "hacen ruido" ha variado sustancialmente. Pero este juicio de valor lo dejo a su soberana opinón.

El problema de ese tipo de comentarios expuestos al inicio no es que se traten de opiniones, más o menos defendibles, que ataquen la ortodoxia e inflexibilidad de las normas ortográficas, sino que son la manifestación palpable de un fenómeno muy extendido; y es que los jóvenes no saben escribir.

No saben escribir o no quieren, que de todo hay. Y los motivos son seguramente más complejos de analizar de lo que pueda parecer a simple vista: falta de recursos -familiares y escolares-, fracaso escolar, bajo nivel cultural -familiar y social-, contagio de los modos de escribir propios de los SMS, "mesenyers" o "guasaps" de turno, baja o nula consideración de la cultura como valor educativo y social…
Lo cierto es que están dispuestos a defender ese dudoso derecho hasta límites que sobrepasan el humor para llegar al terreno de lo absurdo y preocupante.

Ya hemos abordado desde este blog en numerosas ocasiones estos asuntos relacionados con la ortografía, el uso del lenguaje y algunas delicias de la lengua, tanto delicionas como horrísonas.

Pero hoy les traigo la opinión de Guillermo Pérez Sarrión, profesor, respecto a la Selectividad y la escritura.
En un artículo publicado por El Periódico de Aragón, el viernes 14 de septiembre de 2012, aborda
"los graves defectos de un sistema que permite que inicien estudios universitarios gran cantidad de estudiantes que simplemente no están preparados, con consecuencias devastadoras: hunden la enseñanza universitaria".

Critica el sistema educativo actual y la propia prueba de selectividad como modo de acceso a la universidad, a la que califica como "No es un examen de entrada en la universidad: no selecciona, sólo ordena por notas para elegir carrera".

Y para finalizar se dirige directamente al Ministro de Cultura y a la Presidenta de Aragón en estos térninos:
"para nosotros no saber escribir es un problema mucho más importante, a largo plazo, que el diferencial de la prima de la deuda. Y ustedes ¿qué hacen para resolverlo? 
 
Lean el artículo completo y luego me cuentan.
(Los destacados, excepto los nombres de autores y de políticos, son míos)

---------------------

"La crisis del euro avanza, la vida sigue. Son nuevamente días de selectividad, la de septiembre: un proceso administrativo crucial para la universidad y para la sociedad toda, al que, con la que está cayendo, nadie parece dar importancia.

Es momento de denunciar los graves defectos de un sistema que permite que inicien estudios universitarios gran cantidad de estudiantes que simplemente no están preparados, con consecuencias devastadoras: hunden la enseñanza universitaria.

Señalaré tan sólo un hecho patético, quizás el primero y más evidente: los estudiantes no saben escribir, como desgraciadamente he podido comprobar con todo detalle en los exámenes realizados en historia, e indirectamente en los de lengua e inglés. Y cuando esto se dice no se hace sólo alusión a la gran cantidad de faltas de ortografía en forma de acentos, be-uve, hache, mayúsculas, sino a cosas peores.

Escribir bien consiste en redactar frases que tienen sujeto, verbo y predicado; en usar los tiempos verbales: pretérito imperfecto, indefinido, presente, formas perifrásticas, correctamente y no caer en el defecto de usar el potencial para todo; en resumir, desglosar, relacionar, concluir; en hacer que el lector sepa en cada caso quién es el sujeto y el objeto, de qué se está escribiendo y de qué no; en que el texto tenga un comienzo, un desarrollo y un final. En que se usen términos que expresan ideas abstractas cuando es necesario, que los párrafos tengan conectores y muestren el desarrollo de algún argumento o de alguna idea. 

Pues bien, encontrar alguno de estos elementos en la masa de exámenes de selectividad es como encontrar una perla preciosa en el mar.
La consecuencia es el suspenso. Pero el problema es que el que suspende... también entra en la universidad.

Desde mi punto de vista el problema está en la enseñanza de la lengua en la escuela primaria y el bachillerato; y no sólo en ella, porque a hablar y escribir se aprende también en las otras materias, pero sí de modo principal.

Los estudiantes que se examinan no han leído literatura: Dickens, Chejov, Pérez Galdós, Shakespeare, Stendhal, nada, y el examen de lengua es una locura: aprenden a descomponer en términos lingüísticos frases, oraciones, pero ... no saben realmente qué quieren decir, ni en qué contexto deben leerse, ni cómo deben interpretarse.

Los sicólogos cognitivos tienen bien establecido el proceso del desarrollo lectoescritor y algo muy importante: que la lectura y la escritura condicionan el pensamiento mismo, la capacidad de razonar.
Si en la escuela y el instituto no se leen textos complejos no hay nada que hacer.

Por eso personalmente no me extraña el desprecio que hay por el pensamiento, que los debates políticos nunca sean sobre ideas, como es normal en las democracias desarrolladas sino sobre los autores; que los textos administrativos estén mal escritos y no expresen lo que pretenden; que los estudiantes, consecuentemente, con frecuencia se pierdan cuando han de moverse entre ideas o comprender textos.

Un ejemplo: cuando en algo tan sencillo como una pregunta de examen al estudiante se le pide, pongamos por caso, esto: "Explique el origen de la expulsión de los moriscos" y el estudiante explica la expulsión de los moriscos, no contesta porque no la ha entendido. Se le pedía que escribiera sobre el origen del proceso, no sobre el proceso. La consecuencia es clara: bolígrafo rojo.

Pero lo peor de todo es que, como el estudiante no lee bien, no se fija bien en el texto (en este caso una simple pregunta) y se cree que la ha entendido, ¡no entiende por qué se le suspende!
 
Con la selectividad, tal como está montada hoy, todos los estudiantes que cometen errores así, pasan.
No es un examen de entrada en la universidad: no selecciona (aprueban el 98,0%), sólo ordena por notas para elegir carrera, que es algo distinto.

Los efectos son devastadores: los estudiantes con menos puntuación entran en segundas opciones, como las carreras de letras y magisterio, y hunden a los estudiantes vocacionales, que los hay: personalmente llevo años constatando, en las asignaturas de Historia, que imparto, un fracaso escolar de más del 50%. Un despilfarro de recursos en plena crisis.

Filosofía, historia, sociología, literatura, necesitan estudiantes que escriban y lean bien; ¡y Magisterio, donde deberían ir sólo los mejores y se gradúan los futuros profesores!

En cuanto a los estudiantes con puntuación más alta eligen los grados más demandados, pero como también tienen los mismos problemas de escritura, los profesionales acaban teniendo las mismas carencias indicadas.

Si no mejoramos la capacidad de escribir y leer de los estudiantes no sólo no mejoraremos nuestro sistema educativo sino que además no tendremos una cultura política desarrollada, basada en valores (porque los valores son ideas que hay que entender y usar).

Por eso sólo hay una forma de mejorar la selectividad: suprimirla. Y empezar de cero. Es un fraude para los propios estudiantes, para los profesores que con la mejor voluntad les preparan para el examen, y para la sociedad que paga un esfuerzo tan inútil y baldío. Señor Wert, señora Rudi, para nosotros no saber escribir es un problema mucho más importante, a largo plazo, que el diferencial de la prima de la deuda. Y ustedes ¿qué hacen para resolverlo?

-----------------------

Ustedes dirán.

Yo no sé qué más añadir.

Pincha para ver la imagen en grande
La ilustración está sacada del artículo "Es fácil dejar de escribir si sabes cómo", de la bitácora de Marc R. Soto.

viernes, 14 de septiembre de 2012

No me gaste las palabras, no cambie el significado

No me gaste las palabras
no cambie el significado
mire que lo que yo quiero
lo tengo bastante claro

si usted habla de progreso
nada más que por hablar
mire que todos sabemos
que adelante no es atrás

si está contra la violencia
pero nos apunta bien
si la violencia va y vuelve
no se me queje después

si usted pide garantías
sólo para su corral
mire que el pueblo conoce
lo que hay que garantizar

no me gaste las palabras
no cambie el significado
mire que lo que yo quiero
lo tengo bastante claro

si habla de paz pero tiene
costumbre de torturar
mire que hay para ese vicio
una cura radical

si escribe reforma agraria
pero sólo en el papel
mire que si el pueblo avanza
la tierra viene con él

si está entregando el país
y habla de soberanía
quién va a dudar que usted es
soberana porquería

no me gaste las palabras
no cambie el significado
mire que lo que yo quiero
lo tengo bastante claro

no me ensucie las palabras
no les quite su sabor
y límpiese bien la boca
si dice revolución.
 
 
 
 
 
 
 
 
La poesía es una arma cargada de futuro.
 
Gabriel Celaya
 
---------------------


Hoy habría cumplido 92 años Mario Benedetti.

Murió el día que la poesía pudo con el fútbol.

Gracias a Marta Macho Stadler por recordármelo.

jueves, 13 de septiembre de 2012

"Ser rebelde es hoy menos arriesgado que nunca"

El rebelde actualmente lo es porque tiene motivos, pero también porque ahora ser rebelde es menos arriesgado que nunca.

-----------------

P. ¿El rebelde lo es porque el mundo lo ha hecho así o porque nadie le ha tratado con amor?
R. El rebelde actualmente loes porque tiene motivos, pero también porque ahora ser rebelde es menos arriesgado que nunca.

P. Usted, ¿es un hombre protesta?
R. No, soy un burgués aburrido.

P. Entonces, ¿no ha usado nunca el móvil para un "pásalo"?
R. No. Quizá soy un hombre protesta no porque no hay motivos, sino porque confío más en los mecanismos oficiales que esta nueva informalidad protestante.

P. Será de los pocos…
R. Hay que tener muchas esperanzas para seguir creyendo en la política oficial. Pero, aunque creo que es totalmente legítima la política de calle y que es bueno que exista en democracia, me parece que los grandes asuntos se arreglan más por la política institucional.

P. ¿Por eso le parecen divertidas las revoluciones?
R. Lo que quiero decir es que antes las revoluciones se hacían para derrocar al líder. Ahora lo que llamamos revoluciones son más movimientos reformistas que han adoptado esa apariencia. Y digo que son divertidas porque han incluido música, teatro o espiritualidad.

P. ¿Por qué dice que seguimos anclados en los sesenta?
R. la cultura que se inventó entonces fue consecuencia de la popularización de la tele, y la aparición de la música pop, la píldora o el intelectual comprometido mediático. Y aunque hoy la tele ha perdido peso frente a internet, esas cosas siguen conformando nuestra cultura, muy marcada por la imagen.

P. ¿Cuál es la etapa más parecida a la actual? ¿Quizá la movida?
R. El 15-M se parece a los sesenta, muy revoltosos y de escenificación de la rebeldía. Pero en realidad al tiempo que más se parece es a los 70, que es cuando hubo una crisis económica muy bestia que supuso un resurgir del conservadurismo en la mayor parte del mundo.

P. Si la política es pop, ¿Rajoy y Rubalcaba lo son?
R. Cuesta pensar en ellos como gente pop. Pero, en el fondo, se ven sometidos al poder de la imagen y a algo que surge también en los 60: la obligación del político de ser entretenido. Exigimos a los políticos que además de ser buenos gestores nos entretengan. Rajoy y Rubalcaba fracasan en ello.

P. Entonces, ¿Quién debería regirnos? ¿Madonna?
R. No, yo sigo prefiriendo que las gestiones las lleve gente aburrida. La figura del político gris muchas veces molesta, pero la del político espectáculo y vanidoso puede ser igual o más irritante. El político se ve obligado hoy a ser más cercano, aunque sea de forma impostada. A De Gaulle no se le hubiera ocurrido tener que ser simpático.

P. Cuenta en su libro que los que protestaban en los 60 acabaron en los mejores puestos las siguientes décadas. ¿Ve a los del 15-M dirigiendo un banco en unos años?
R. Es difícil saber si se va a repetir exactamente lo que sucedió. Pero lo que yo creo y espero es que una parte importante del 15-M se meta en política y economía. Sería muy bueno que intentaran reformarlas desde dentro, que siempre es más complicado que la protesta en sí.

P. Perdone que ejerza de Mariló Montero, pero ¿es lo que le ha pasado a usted que comparte editorial con Ken Follet o Stephen King?
R. No, yo creo que vengo aburguesado desde niño. desto demuestra la fortaleza del capitalismo. hasta las grandes editoriales publican libros sobre la revolución o reeditan el manifiesto comunista. El capitalismo es tan fuerte que hasta las grandes empresas se permiten pequeñas salidas de tono. Pero mi libro no es revolucionario, aunque hable de revoluciones.

P. Siempre nos quedará París, de 1968?
R. Hombre, si uno cree lo que ve en las fotos y las pelis de la época, todo el mundo era muy guapo, parece que se lo pasaba muy bien y la música no estaba mal. Así que sí.


----------
Entrevista a Ramón González Ferriz, editor, traductor y periodista, firmada por Chema R. Morais.
Es jefe de redacción de la revista Letras Libres.
La entrevista se produce con motivo de la presentación de su libro "La revolución divertida", Editorial Debate, en la librería Los Portadores de Sueños.
Publicada por Heraldo de Aragón. 13 de septiembre de 2012. Sección "En la última".
Sin enlace web.

La nota de prensa dice así:

La revolución divertida

Un brillante análisis de las revoluciones desde mayo del 68 a mayo del 2011.

En los años sesenta aparecieron movimientos culturales que pretendían cambiar el mundo. Querían más libertad sexual, el fin del consumismo capitalista y un reencuentro con la naturaleza. Sus proclamas aparecían en la televisión con música pop de fondo, y parecían en verdad el inicio de una revolución. Sin embargo, esas formas de vestir y hablar extravagantes, esa música estridente y esa rebeldía vital no sólo no acabaron con el capitalismo, sino que pasaron a formar parte del sistema y a ser asumidas por la publicidad de las grandes empresas y la propaganda política.

Desde entonces, las revueltas de esa clase se han multiplicado -en España, por ejemplo, con la Movida madrileña o el movimiento antiglobalización-, pero su destino siempre ha sido el mismo: la disolución de sus propuestas políticas, el triunfo de su estilo y su cultura, y el surgimiento de una figura singular: el rebelde burgués. Con las imágenes del reciente 15-M aún en la retina, esta mirada a la revolución divertida constituye una reflexión fundamental sobre la sociedad contemporánea.

martes, 11 de septiembre de 2012

A los que nos enseñan a leer

Víctor ve la uva de la viña.

 - ¿Es buena esa uva, Don Braulio?

- Sí, Víctor, esa uva es buena.

- ¡Don Braulio, vea los barriles de buen vino!


Habría que levantar un monumento a estos sacrificados autores que en vez de escribir cosas trascendentes prefieren enseñarnos a leer.

Pincha para verla en grande


Cuánta razón.

Debería haber un manual de lectura y escritura obligatorios al darse de alta en la redes sociales, foros y agregadores de noticias.

Por Quino.

lunes, 10 de septiembre de 2012

"Me asido" y el spam en comentarios

"Muy bien el blog, me asido entretenido, un saludo"

Hace algún tiempo ya os hablamos de la figura del spammer 2.0.

Hoy abordaremos el spam en los comentarios, una variante del anterior.


Los comentarios spam son básicamente de dos tipos:

1.- los descarados, que no aportan nada más que una frase elogiosa sin sentido y sin venir a cuento -cuando no malas traducciones- y que incluyen adecuada y repetidamente su enlace web y producto bien visibles.
Resultan bastante irrisorios, cuando no molestos, y completamente irrelevantes, porque no solo no aportan nada sino que están hechos a base de apuntar a casi cualquier web o blog que encuentran.
Además, como ya casi todo el mundo sabe, se pueden bloquear o marcar como spam comentarios procedentes de determinadas IP, con lo que el problema solo hay que sufrirlo una vez. Wordpress y Blogger, por ejemplo, ya incorporan en sus plantillas esa posibilidad.

Particularmente, desaconsejo esta práctica, pero siempre hay quien considera que la "fuerza bruta" de dejar miles de comentarios de ese tipo acabará redundando en algún resultado positivo.

2.- y los ingenuos. Aquellos que, en un intento por ganar tráfico o darse a conocer, interactúan con otros blogs dejando pléyades de comentarios bienintencionados como estrategia básica de márketing online.

Con esta opción, aun siendo bastante recomendada por muchos gurús del Social Media y del SEO, también hay que ser cuidadosos.

Una cosa es dejar un comentario pertinente y apropiado en un blog o web "de referencia", y rellenar apropiadamente el campo de nombre y url que suelen tener los formularios de comentarios, para conseguir derivar visitas a nuestra propia web, y otra echar por la borda todo ese trabajo con frases sin sentido, palabras fútiles o errores gramaticales y/u ortográficos.


La tropelía que aparece en la primera frase de este apunte es un comentario real, recibido en este modesto blog hace unos días, y que engloba él solito ambas categorías de comentarios.
Si a eso le añadimos que esta bitácora intenta divulgar el correcto uso del lenguaje, entenderán que me haya dejado estupefacto.

Conseguir una cierta reputación online requiere de paciencia y constancia. Y, sobre todo, de una estrategia de contenidos planificada.

Si en su planificación entienden adecuada esta estrategia, adelante; pero, por favor, cuiden estos detalles: ortografía, sintaxis, gramática, semántica… recuperen sus apuntes de lengua del colegio o del instituto y pongan en práctica los sabios consejos que algún día les dio algún esforzado profesor de lengua.

viernes, 7 de septiembre de 2012

La reforma de Wert no hace referencia a la educación como modo de transmitir cultura

El anteproyecto de ley del ministro Wert para mejorar la calidad educativa, publicado con algo de nocturnidad y alevosía, en julio,  parte de una perspectiva economicista. No contiene propuestas de innovación ni hace referencia a la educación como modo de transmitir cultura.
El anteproyecto se inscribe, clara y decepcionantemente, en la retórica del arreglo rápido.

...............

Hace veinte años, Howard Gardner señalaba que cuando un país se plantea mejorar su sistema educativo, independientemente de la causa, aparecen dos retóricas contrapuestas y sin apenas diálogo entre ellas.

Una, la de políticos, líderes de opinión, empresas: la escuela es poco eficiente, los estudiantes unos vagos, el sistema poco exigente, no se prepara a las futuras generaciones para cubrir los puestos de trabajo necesarios. Es decir, como la escuela es el problema, apliquemos una serie de soluciones rápidas que ‘funcionan’ en la empresa: sistemas de evaluación de calidad, primas económicas a los colegios con mejores resultados académicos, una gestión más eficaz de los centros educativos con equipos directivos profesionalizados y los problemas, sea cual sea su causa, desaparecerán.

Otra, la de pedagogos, profesores y maestros que trabajan a pie deobra. Para estos las dificultades de la escuela son múltiples y fruto de la propia sociedad. Por tanto, es difícil encontrar una solución universal: cada niño es diferente, aprende de modo distinto, con alumnos en situación de clara desventaja, etc.
Solucionar el fracaso escolar, lograr una educación de calidad es tan complejo que es mejor resignarse y no arriesgar. Reforma tras reforma, al final, nada mejora de verdad.
Una cierta actitud victimista se instala en la comunidad educativa.

El anteproyecto de una nueva ley orgánica para la mejora de la calidad educativa, treinta folios, publicado con algo de nocturnidad y alevosía, en julio, en la web del Ministerio de Ignacio Wert se inscribe, clara y decepcionantemente, en la retórica del arreglo rápido.

Se parte de un análisis simplista de la realidad a partir de datos tendenciosamente seleccionados de aquí y allá. Se utilizan las estadísticas como fuente de verdad absoluta, presentándonos gráficos y porcentajes comparativos con intención de abrumarnos con relaciones de causalidad aparentemente irrefutables.
No hay espacio para revisar aquí algunos ejemplos.

A partir de sus datos se presentan propuestas enmarcadas en siete objetivos prioritarios. Algunos loables, como disminuir la tasa de abandono educativo temprano, mejorar el nivel de conocimientos en materias prioritarias, incrementar la autonomía de los centros docentes o mejorar el aprendizaje de las lenguas extranjeras. Otros discutibles, como señalizar el logro de los objetivos de cada etapa o intensificar, sin aludir a ninguna finalidad, el usode las TIC. Y finalmente uno que supera el marco escolar: fomentar la empleabilidad.

Estas propuestas adolecen de varios males: se centran en la ESO, con tres pequeñas referencias a Primaria en todo el documento, ignorando que es en Primaria donde se gestan muchos de los males difícilmente remediables en la ESO con programas especiales, porque ya llegan, tristemente, fracasados. Son propuestas organizativas: números de horas de materias, diversificación de itinerarios, etc.

Apenas hay propuestas de renovación metodológica. Ninguna pista útil sobre cómo hacer realidad el reconocimiento de las diferentes aptitudes de los estudiantes o la mejora en lectura y matemáticas o cómo mejorar la comprensión de las lenguas extranjeras.
Son inconcretas y timoratas en los objetivos más importantes: aumento de carga lectiva en materias prioritarias sin especificar cómo, pequeños itinerarios en 3º de ESO, autonomía de los centros como palabra vacía. Son en cambio muy detalladas y cerradas en los objetivos más discutibles, como en la aplicación sistemática de test estandarizados al final de etapa.

Este anteproyecto es, por tanto un arreglo rápido, que muestra una visión totalmente economicista de la educación: nuestros alumnos deben aprender para insertarse mejor en el mercado laboral, ser más competentes, más empleables. Ninguna alusión a la educación como vehículo de transmisión cultural y de valores, como impulsora del espíritu crítico de las personas, como oportunidad para el crecimiento personal de los ciudadanos.

Decepcionante, para quienes estamos en el día a día de los centros escolares, viviendo el deseo de aprender de nuestros jóvenes y sus dificultades, que esperaríamos de nuestros gobernantes ideas ilusionantes, impulso, ayuda y no leyes y más leyes que encorsetan.

Un email para hacer propuestas no es la mejor vía para que converjan las dos retóricas. Es necesario escuchar de verdad, apoyar los proyectos que sí están funcionando en algunos centros y posibilitar su difusión. No poner freno a la creatividad de los docentes y sobre todo no provocar que cuando un docente oiga a un político de uno u otro signo hablar de reforma educativa piense para sus adentros «virgencita, virgencita, que me quede como estoy».

---------------
Wert y la educación. Elena Gil Clemente. Profesora de Matemáticas de ESO y Bachillerato.

Artículo publicado en Heraldo de Aragón el día 31 de agosto de 2012. Página 15, sección "La firma".
Sin enlace web.

La ilustración es de Isidro Gil, y es la original que se publicó en el artículo.


jueves, 6 de septiembre de 2012

Cristiano Ronaldo: desvelado el misterio de su "tristeza"

La princesa está triste... ¿Qué tendrá la princesa?
Los suspiros se escapan de su boca de fresa,
que ha perdido la risa, que ha perdido el color.
La princesa está pálida en su silla de oro,
está mudo el teclado de su clave sonoro,
y en un vaso, olvidada, se desmaya una flor.

El jardín puebla el triunfo de los pavos reales.
Parlanchina, la dueña dice cosas banales,
y vestido de rojo piruetea el bufón.
La princesa no ríe, la princesa no siente;
la princesa persigue por el cielo de Oriente
la libélula vaga de una vaga ilusión.

¿Piensa, acaso, en el príncipe de Golconda o de China,
o en el que ha detenido su carroza argentina
para ver de sus ojos la dulzura de luz?
¿O en el rey de las islas de las rosas fragantes,
o en el que es soberano de los claros diamantes,
o en el dueño orgulloso de las perlas de Ormuz?

¡Ay!, la pobre princesa de la boca de rosa
quiere ser golondrina, quiere ser mariposa,
tener alas ligeras, bajo el cielo volar;
ir al sol por la escala luminosa de un rayo,
saludar a los lirios con los versos de mayo
o perderse en el viento sobre el trueno del mar.

Ya no quiere el palacio, ni la rueca de plata,
ni el halcón encantado, ni el bufón escarlata,
ni los cisnes unánimes en el lago de azur.
Y están tristes las flores por la flor de la corte,
los jazmines de Oriente, los nelumbos del Norte,
de Occidente las dalias y las rosas del Sur.

¡Pobrecita princesa  de los ojos azules!
Está presa en sus oros, está presa en sus tules,
en la jaula de mármol del palacio real;
el palacio soberbio que vigilan los guardas,
que custodian cien negros con sus cien alabardas,
un lebrel que no duerme y un dragón colosal.

¡Oh, quién fuera hipsipila que dejó la crisálida!
(La princesa está triste, la princesa está pálida)
¡Oh visión adorada de oro, rosa y marfil!
¡Quién volara a la tierra donde un príncipe existe,
—la princesa está pálida, la princesa está triste—,
más brillante que el alba, más hermoso que abril!

—«Calla, calla, princesa —dice el hada madrina—;
en caballo, con alas, hacia acá se encamina,
en el cinto la espada y en la mano el azor,
el feliz caballero que te adora sin verte,
y que llega de lejos, vencedor de la Muerte,
a encenderte los labios con un beso de amor».

-----
Sonatina. Rubén Darío


Edito para decir que, a raíz de una airado tuitero que me reprocha que esto es una falta de respeto, tengo que añadir que CR me ha recordado a Boabdil, aquel Rey de Granada que lloraba cuando fue expulsado por los Reyes Católicos. Y sobre todo me ha recordado la frasa de su madre.
Pero se ve que es demasiado para el airado tuitero.

miércoles, 5 de septiembre de 2012

El conocimiento romperá las barreras de la esclavitud

 El conocimiento romperá las barreras de la esclavitud

“Knowledge will break the chains of slavery”



El autor es Alexei Radakov.

Cartel de propaganda soviética de 1920.

Cómo cambiaron las cosas en poco tiempo…
Aquel impulso inicial revolucionario, creativo, intelectual, creíble… pasó en pocos años a encarnar uno de los mayores órganos de opresión y represión intelectual que ha visto el mundo moderno.

En todo caso, la frase sigue vigente. Y la imagen con los libros y la pluma, como herramientas al servicio del conocimiento, muy apropiada.

El día que nació el terrorismo moderno. Munich 72

5 de septiembre de 1972. Juegos Olímpicos de Munich. Un comando terrorista palestino, denominado Septiembre negro, entra en la villa olímpica y secuestra a once miembros del equipo olímpico israelí.
Hoy se cumplen 40 años de aquel acontecimiento.

Sus reivindicaciones: liberación de 234 presos palestinos en cárceles israelíes y un avión para trasladarse a Egipto. Israel se negó a aceptar cualquier tipo de negociación. Por su parte, las autoridades alemanas rechazaron el ofrecimiento israelí de enviar un equipo de fuerzas especiales.

Tras varias horas de secuestro y conversaciones con la policía de la entonces República Federal Alemana, son trasladados en helicóptero a un aeródromo próximo donde les espera un avión que les llevará a El Cairo. Allí, se produce un intento de rescate por parte de la policía germana,

La operación fue una sucesión de despropósitos, desde la organización, los recursos utilizados, los inexpertos tiradores…
El "rescate" termina con la muerte de cinco secuestradores, que a su vez habían terminado con la vida de los once atletas isralíes.

Pese a la gravedad del suceso, los Juegos Olímpicos no fueron suspendidos con el argumento de que unos terroristas no podían condicionar el desarrollo del evento deportivo más importante del mundo.
Solo se celebró un  acto de duelo en el que las banderas olímpica y del resto de los países ondeaban a media asta como señal de duelo. Los países árabes insistieron en que sus banderas ondearan normalmente. No hubo mención a los muertos ni monumento conmemorativo en memoria de los atletas fallecidos.

El gobierno de Israel no se tomó muy bien todo esto. Y la primera ministra, Golda Meir, ordenó la "captura" de los responsables de la planificación y oganización del acto terrorista, objetivo que prácticamente logró durante los siguientes años.

Olvídense del la victoria de la selección soviética de baloncesto en el último segundo frente a los U.S.A.; de los 7 oros de Mark Spitz; del doblete en 5000 y 10000 metros de Lasse Viren; …

Ese día nació el terrorismo moderno, tal y como lo hemos conocido en los años posteriores: acciones violentas, indiscriminadas, suicidas, cruentas, y, sobre todo, mediáticas, con los medios de comunicación mostrando explícitamente en directo cuanto sucede y sus consecuencias.

Un terrorismo que abandona sus supuestos objetivos militares militares para atacar objetivos civiles, más vulnerables y con mucho mayor impacto informativo y en la opinión pública, como herramienta de presión política.

El 5 de septiembre de 1972 aprendimos qué era el terrorismo. El 11-S nos doctoramos.

-----
P.D. Como curiosidad, la ciudad que quedó en segundo lugar en la carrera por ser la sede olímpica de 1972 fue… Madrid.

martes, 4 de septiembre de 2012

Si el sabio no aprueba, malo; si el necio aplaude, peor

El sabio codicioso de nombradía cosecha a menudo dolorosos desengaños; porque aquellos cuyo encomio anhela, callan, y, al contrario, aquellos cuyo silencio apetecen, ensalzan.

Pero esto lo expresó ya insuperablemente Iriarte en una de sus primorosas fábulas:
Si el sabio no aprueba, malo;
si el necio aplaude, peor
Lo que no expresa Iriarte, acaso por exceso de bonachería, es que no todos los sabios apluden al genio naciente.

Los hay también comparables a la reina fecunda del enjambre de abejas, reina cuyo primer cuidado consiste en destruir inexorablemente todas las ninfas reales, a fin de evitar enojosas competiciones.

 
Nuestra vanidad es incorregible. Hallámonos en presencia de un necio que nos aturde con su charla insustacial y pedantesca. De pronto se dirige a nosotros, demuestra que nos ha leído y nos prodiga sonrojantes elogios.

En el acto cambia la escena. Y algo ruborizados por la instantánea rectificación, nos decimos: ¿tendrá talento este majadero?

---
Santiago Ramón y Cajal. Charlas de café. Espasa Calpe. Madrid 2000


Es curioso cómo sabio y necio son dos términos demasiado próximos según el punto de vista con que lo veamos. Y, a menudo, intercambiables.

lunes, 3 de septiembre de 2012

¿Por qué piensas que los alguaciles y jueces nos aborrecen tanto?

¿Por qué piensas que los alguaciles y jueces nos aborrecen tanto?

Porque no querrían que donde están hubiese otros ladrones sino ellos y sus ministros.

---------------

- Hijo, esto de ser ladrón no es arte mecánica sino liberal.
Quien no hurta en el mundo, no vive.
¿Por qué piensas que los alguaciles y jueces nos aborrecen tanto?
Unas veces nos destierran, otras nos azotan y otras nos cuelgan...
(…).
Porque no querrían que donde están hubiese otros ladrones sino ellos y sus ministros.
Mas de todo nos libró la buena astucia.
Y con esto y mi oficio, he sustentado a tu madre lo más honradamente que he podido.


- ¿Cómo a mí sustentado? -dijo ella con grande cólera.
Yo os he sustentado a vos, y sacádoos de las cárceles con industria y mantenídoos en ellas con dinero.
Si no confesábades, ¿era por vuestro ánimo o por las bebidas que yo os daba? ¡Gracias a mis botes!
Y si no temiera que me habían de oír en la calle, yo dijera lo de cuando entré por la chimenea y os saqué por el tejado.


Metílos en paz diciendo que yo quería aprender virtud resueltamente y ir con mis buenos pensamientos adelante, y que para esto me pusiesen a la escuela, pues sin leer ni escribir no se podía hacer nada.


Francisco de Quevedo. La vida del Buscón. Capítulo I

-----

Mutatis mutadis respecto a la época y los cargos aludidos, cada vez se me antoja más que Quevedo fue un viajero en el tiempo.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...